Sofá Chester


Hoy os vamos a hablar de una de las obras maestras del interiorismo que nunca pasará de moda, posiblemente si hablamos de diseño tradicional inglés todos pensemos en el sofá Chester.

Su origen es bastante difuso, algunos apuntan hacia Philip Stanhope, conde Chesterfield, que encargo un sofá pensado para los caballeros de la nobleza inglesa pudieran sentarse con la espalda totalmente recta para evitar estar encorvados. Aunque hay diversas teorías está claro que fue diseñado a principios del siglo XIX.

Los rasgos más definitorios del sofá Chester es el acabado en capitoné con los brazos y respaldo a la misma altura y la utilización del cuero para tapizarlo. Sus colores tradicionales son el marrón y el verde oscuro, aunque actualmente lo podemos encontrar en colores tan atrevidos como los fucsias, el plata o el blanco.

¿Os gusta el sofá Chester?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las vitrinas son un lujo para la vista

Butacas a los que no les faltan detalle

Dormitorios de lujo con cabeceros de capitoné